SALINAS

En cualquier viaje, las expectativas son inevitables. Crees que sabes lo que te espera: la información que recopilaste, las fotografías que viste, te indicaron qué deberías sentir en el momento de la conquista. Viajas con referencias, como el candidato que presenta a su entrevistador una carpetita llena de cartas en las que otros describen quién es, qué sabe hacer, cuáles y cuántas son sus bondades. Sin embargo, el viaje siempre se impone a tus referencias. Los paisajes ignotos, a veces de una magnitud insoportable, deshacen tus esquemas, te arrebatan la sensación de perspectiva. “Vuelve”, oyes que te susurra el raciocinio, y tú le obedeces, llevándote contigo el olor a sal de tu nueva conquista.

Vuelve, oyes que te susurra el raciocinio, y tú le obedeces, llevándote contigo el olor a sal de tu conquista.
Detalles de la imagen
  • TítuloSALINAS
  • PaísArgentina
  • AñoNoviembre 2010