MAWENZI

Ahí arriba, en las puertas del cielo, hay un momento en que el oxígeno se extingue. El mundo entero se reduce a un átomo de duda; si lo temes con la fe castrada del mal creyente, desharás tus pasos, de vuelta a lo desconocido. Si lo atiendes, si lo abrazas sin reservas, comprenderás la verdad de su mensaje, recobrarás la respiración interrumpida y te elevarás sobre la lluvia. Conocerás el profundo significado de la palabra “rendición”. Ahí arriba, en las puertas del cielo, caminando sobre las nubes, incluso el ahogo será sinónimo de calma eterna.

En las puertas del cielo, incluso el ahogo es sinónimo de calma eterna.
Detalles de la imagen