NORDJENFIORDEN

Estamos aquí, allí, en todas partes al mismo tiempo, saltamos, corremos, caminamos a paso cada vez más rápido, hablamos atragantándonos con nuestras propias palabras para asegurarnos que ninguna queda por decir, bebemos, salimos, vemos, tocamos otros cuerpos, modificamos el nuestro, apuramos todo lo que se deja apurar y de repente llega el fin de todo eso. Interrumpimos abruptamente el paso. Aparcamos la carne y el pensamiento y, por unos instantes, sólo el silencio existe. Tras nosotros, la agitación, la violencia escarpada de la vida; enfrente, la inmovilidad elegante de lo que queda por vivir. Si contemplaras el inevitable discurrir de tu futuro desde la sensual confusión de tu alumbramiento, dime, ¿te aventurarías a vivirlo?

Estamos en todas partes al mismo tiempo, hasta que aparcamos carne y pensamiento y sólo el silencio existe.
Detalles de la imagen