BLUE RIDGE

Mientras todos se dirigían hacia algún lugar, o construían metas, o, previsores, adoquinaban el vacío como si eso anulara las posibilidades de caer, yo me di la vuelta y le abrí las puertas a la memoria. Se me presentó como una cordillera hecha de capas superpuestas; apartaba una, y aparecía la que había estado escondida debajo. Los demás continuaban caminando hacia la ilusión del adelante, y yo, mientras, descifraba el espejismo del atrás. Estoy ahí todavía, retirando capas, maravillándome ante un tiempo que no existe, comprendiendo que todo forma parte del silencio presente.

Vi una cordillera de capas superpuestas, e intenté descifrar un tiempo que no existe.
Detalles de la imagen